Archivos de la categoría ‘Crisis’



La gente está haciendo cola para ir al médico. Llega una abuelilla e 

intenta ponerse la primera en la cola.


Los de la cola empiezan a quejarse…..
¡¡ Eeeehhhh !! que se cuela la abuela, joer

.

¡¡ Abuelaaaa…que se está colandoooo !!
Total que la echan de la cola.

La abuelilla intenta ponerse la primera otra vez y la gente….
¡¡ eeeehhhh abuelaaaa, pero que morro tiene la abuelaaaa !!
¡¡ Eeeehhhh !! que se cuela la abuela, joer.
Nada, que la echan otra vez fuera de la cola a la pobre abuelilla.

Entonces, la abuela, toda cabreada les dice……
¡¡ Cagoentoloquesemenea, cooooñoooooo !!
Ahora os vais a joder, que hoy no paso consulta, leche.


La situación económica y social que vive el Estado se ha convertido en motivo de mofa para una televisión taiwanesa. A través de un vídeo de dibujos animados, de unos tres minutos, NMA TV realiza un repaso por los últimos ‘hitos’ que han marcado la actualidad.

En la mayor parte del vídeo el protagonista es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En una ocasión, cae en una tumba y es rescatado por la “austeridad” recreada en la Muerte. En otras, se convierte en Pinocho o en un torero que lidia con la crisis.
El vídeo también recoge el ‘incidente Real’ en la cacería del Rey en Botsuana o el debate sobre la independencia de Catalunya.

Se acabaron las compras compulsivas

Publicado: septiembre 22, 2012 en compras, Crisis

Muy apropiado para concienciar

Ahorros en fuga

Publicado: septiembre 1, 2012 en ahorros, Crisis

SE llevan el dinero con carretillas elevadoras: 75.000 millones de euros en julio. No es de extrañar que el aitite se haya obsesionado y, en un ataque de pánico financiero, haya sacado sus ahorros y los haya escondido. El problema es que no sabe dónde. 
La última vez que le dio el arrebato los encontramos en el horno minutos antes de que fueran incinerados. La pizza desprendía un olor extraño y la causa era un fajo de billetes envueltos en papel albal. 
Cuando anunciaron lo de Bankia, más de lo mismo. Un nieto se meó en la cama y, al limpiar el colchón, localizamos un collage de euros humedecidos. Le insistimos en que los lleve al banco, pero dice que si el banco los quiere, que venga a por ellos, que aún conserva algunos cartuchos con postas loberas a los que quiere dar un uso responsable. 
En parte, le comprendemos, pero la gota que colmó el vaso fue cuando recordó que tenía su capital clavado con chinchetas tras el espejo de un armario que regalamos a los Traperos de Emaús. Tuvimos que recomprarlo en una almoneda cuyo dueño, con un pinganillo en la oreja, creía estar en Sotheby’s. Le ofrecíamos una cantidad y nos respondía que otra persona había pujado por encima. Nos costó un Congo, y lo peor fue descubrir que apenas escondía unas decenas de billetes de 20 euros. Tranquilos, nos dijo el aitite, lo gordo está en un zulo en un parque, pero tengo que acordarme del nombre. Esta crisis va a matarnos a disgustos.

Josetxu Rodríguez

"Vergüenza" de país…

Publicado: mayo 30, 2012 en Bankia, Crisis

Extracto del artículo de Andreu Farràs Calatayud


“Si los casi 14 millones de turistas que cada día deambulan por nuestras ciudades, pueblos, playas y montañas leyeran, escucharán o vieran nuestros periódicos y emisoras se darían cuenta de que se encuentran en una tierra tremendamente inquietante, a juzgar por una serie de noticias publicadas en las últimas semanas y de las que los medios internacionales no se han hecho excesivo eco.

La primera autoridad del Estado que están visitando estos guiris se marcha en secreto a cazar elefantes a África en un safari para multimillonarios mientras más del 20% de sus conciudadanos –oficialmente en España no hay súbditos— no encuentra empleo aunque lo busque debajo de las piedras.

La segunda autoridad del Estado, el presidente del Gobierno, vuelve de vacío de las cumbres de la Unión Europea a las que asiste y los televidentes pueden observar que, como su antecesor, se limita a sonreír en los corrillos que forman sus homólogos para charlar informalmente porque no entiende el idioma en el que hablan los demás, dado que aún está aprendiendo inglés.

La quinta autoridad del Estado, el presidente del Tribunal Constitucional, tiene casi que reñir y amenazar a la segunda autoridad estatal y al jefe de la oposición parlamentaria porque la máxima instancia judicial lleva casi dos años esperando un acuerdo entre ambos para que sean sustituidos un tercio de sus magistrados.

La sexta autoridad del Estado, el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, es cuestionado por un importante sector de la judicatura y de sus compañeros de la cúpula judicial por no justificar los gastos que ha realizado en estancias en hoteles de lujo en la Costa del Sol a cuenta del erario público. La mayoría de sus compañeros ha defendido su actitud, pocos meses después de aplaudir la expulsión de la carrera judicial de un juez que intentó investigar los crímenes de la guerra civil y el franquismo y un caso de corrupción de altos cargos del partido gubernamental.

La cuarta entidad financiera más importante del país que estos turistas visitan ha escondido durante meses un agujero de más de 20.000 millones de euros, el doble de la cantidad que el Gobierno ha decidido recortar de los presupuestos de sanidad y educación públicas. El máximo responsable de esta caja de ahorros, que también lo fue del Fondo Monetario Internacional, ha sido desahuciado de la entidad, pero sigue siendo requerido por otros empresarios para que les explique cómo debe dirigirse la economía española.

La primera autoridad de la autonomía en la que se encuentra la capital del citado Estado ha informado erróneamente sobre las cuentas de esta comunidad y, al conocerse que el déficit presupuestario es en realidad el doble de lo anunciado en un principio, esa misma responsable política no pide excusas ni dimite sino que, sin que tenga en absoluto ninguna relación causal, propone que se suspenda la final de la segunda competición futbolística más importante del país ante la posibilidad de que el público silbe el himno nacional y abuchee al heredero del jefe del Estado”.



Si es que… tenía que venir uno de Bilbao a explicar todo esto!!!
Maritxu es la propietaria de un bar en Bilbao, que ha comprado con un préstamo bancario. Como es natural, quiere aumentar las ventas, y decide permitir que sus clientes, muchos de los cuales son txikiteros en paro, beban hoy y paguen otro día. Va anotando en un cuaderno todo lo que consumen cada uno de sus clientes. Esta es una manera como otra cualquiera de concederles préstamos.
Nota: Pero en realidad, no le entra en caja ningún dinero físico.
Muy pronto, gracias al boca a boca, el bar de se empieza a llenar de más clientes.
Como sus clientes no tienen que pagar al instante, Maritxu decide aumentar los beneficios subiendo el precio de la cerveza y del vino, que son las bebidas que sus clientes consumen en mayor cantidad. El margen de beneficio saumenta vertiginosamente.
Nota: Pero en realidad, es un margen de beneficios virtual, ficticio; la caja sigue estando vacía de ingresos contantes.
Un empleado del banco más cercano, muy emprendedor, y que trabaja de director en la sección de servicio al cliente, se da cuenta de que las deudas de los clientes del bar son activos de alto valor, y decide aumentar la cantidad del préstamo a Maritxu. El empleado del banco no ve ninguna razón para preocuparse, ya que el préstamo bancario tiene como base para su devolución las deudas de los clientes del bar.
Nota: ¿Vais pillando la dimensión del castillo de naipes?
En las oficinas del banco los directivos convierten estos activos bancarios en “bebida-bonos”, “alco-bonos” y “vomita-bonos” bancarios. Estos bonos pasan a comercializarse y a cambiar de manos en el mercado financiero internacional. Nadie comprende en realidad qué significan los nombres tan raros de esos bonos; tampoco entienden qué garantía tienen estos bonos, ni siquiera si tienen alguna garantía o no. Pero como los precios siguen subiendo constantemente, el valor de los bonos sube también constantemente.
Nota: El castillo de naipes crece y crece y no para de crecer, pero todo es un camelo; no hay detrás solidez monetaria que lo sustente. Todo son “bonos”, es decir, papelitos que “representan” tener valor siempre y cuando el castillo de naipes se sostenga.
Sin embargo, aunque los precios siguen subiendo, un día un asesor de riesgos financieros que trabaja en el mismo banco (asesor al que, por cierto, despiden pronto a causa de su pesimismo) decide que ha llegado el momento de demandar a Maritxu el pago de su préstamo bancario; y Maritxu, a su vez, exige a sus clientes el pago de las deudas contraídas con el bar.
Pero, claro está, los clientes no pueden pagar las deudas.
Maritxu no puede devolver sus préstamos bancarios y entra en bancarrota.
Nota: Y Maritxu pierde el bar.
Los “bebida-bonos” y los “alco-bonos” sufren una caída de un 95% de su valor. Los “vomito-bonos” van ligeramente mejor, ya que sólo caen un 80%.
Las compañías que proveen al bar de Maritxu, que le dieron largos plazos para los pagos y que también adquirieron bonos cuando su precio empezó a subir, se encuentran en una situación inédita. El proveedor de vinos entra en bancarrota, y el proveedor de cerveza tiene que vender el negocio a otra compañía de la competencia.
Nota: Porque los proveedores de vinos y cervezas también le fiaban a Maritxu, creyendo que estaban seguros de que cobrarían con creces al cabo del tiempo. Como no han podido cobrar dado que el dinero no existe, la deuda de Maritxu se los ha comido a ellos.
El Gobierno interviene para salvar al banco, tras conversaciones entre el presidente del gobierno y los líderes de los otros partidos políticos.
Para poder financiar el rescate del banco, el Gobierno introduce un nuevo impuesto muy elevado que pagarán los abstemios.
Nota: Que es lo que de verdad ha pasado. Con los impuestos de los ciudadanos inocentes, los gobiernos han tapado el agujero financiero creado por la estupidez de los bancos.
¡Por fin, una explicación que se entiende! ¡hip, hip, hurra!
Enviado por Emilio y Marian

La guillotina de Ikea

Publicado: mayo 20, 2012 en Crisis, guillotina, Ikea

La salida de la crisis económica no estará encarrilada hasta que empiecen a suicidarse los banqueros en lugar de los pensionistas. Mientras tanto, convendría ir preparándose para los nuevo tiempos…

Esta brillante idea desarrollada por el colectivo italiano “Designer Contestatori” se basa en construir objetos producidos en serie para lanzar mensajes “subliminales”.