Milagro médico

Publicado: marzo 14, 2009 en genética, Lococo

La familia al completo

De auténtico milagro médico cuando no propia intervención divina, puede calificarse el gran avance que supone para el Hombre lo acontecido en una clínica de Sevilla donde el alumbramiento de una nueva vida el pasado mes de octubre, la de Javier, ha evitado la muerte de un semejante hermano suyo, llamado Andrés, gracias a las nuevas terapias génicas.
Por ello, chirría aún más si cabe, que sea nuestra querida y amada Santa Madre Iglesia, la única institución que en ello percibe y condena un peligro moral añadido a nuestra ya de por si inclinación natural al pecado original desde los tiempos de Adán, máxime cuando Domingo a Domingo nos recuerda desde púlpitos y altares la inmensa bondad del Dios Padre para con la humanidad al sacrificar en la cruz a su único hijo como ungüento expiatorio para la purificación de nuestras culpas, cosa por otra parte a la que se viera moralmente obligado, también, un simple mortal, de nombre Abraham, aun cuando ninguno de los dos llegara nunca a igualar a los humildes, sencillos padres anónimos que han dado y están dispuestos a dar sus vidas por sus hijos…
Sea como fuere, el caso es que por una vez, la vida vence a la muerte, y no sencillamente acepta un canje, como en los casos citados. Y ello debiera ser motivo de elogio y celebración por nuestra bendita Iglesia católica, si es que de verdad cree en el Cristo vivo y resucitado, y no se complace y regodea en ver al Jesús muerto y crucificado, yacente y sufriente, por los siglos de los siglos, sin remedio ni compasión.
Aun confesándome católico apostólico que no románico por gustarme más el gótico, no puedo hacer otra cosa que contemplar este acontecimiento como una superación humana del ejemplo dado por la divinidad, pues a nadie escapa que hubiera sido preferible que el Dios Padre nos hubiera salvado a todos desde el mismísimo acto de la Concepción de María, o en su defecto, desde el mismísimo nacimiento del niño Jesús en el Portal de Belén, y nos hubiera ahorrado tan truculenta Pasión y Martirio.

Nicola Lococo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s